Presentación de Leandro Cucciolo, Director Ejecutivo de la AFIP, en Expo EFI 2019

Presentación de Leandro Cucciolo, Director Ejecutivo de la AFIP, en Expo EFI 2019

Por Expo EFI

(Buenos Aires).- La segunda jornada del Congreso Económico Argentino (CEA), en el marco de la séptima edición de la Expo EFI, arrancó con otro plato fuerte: la disertación del director ejecutivo de AFIP, Leandro Cuccioli, funcionario que estuvo en el foco en la última semana, tras la recomendación del FMI de mejorar la recaudación tributaria, tras un comienzo muy flojo del 2019 en esa materia.

Cuccioli no le escapó al tema y mostró su preocupación por los números registrados en los primeros meses, que mostraron caidas interanuales de 7% real en enero, 7,2% en febrero y 11,1% en marzo. Al respecto, además, afirmó: “Marzo fue el pozo de la variación interanual. Tenemos una situación en la cual lo principal es Seguridad social. Creció al 30% anual, muy por debajo de la inflación de 50%. Es el principal problema y es un tema de salario real, no tanto un tema de empleo. También el desempeño del IVA nos lleva a pensar que hay un tema de actividad al que no le podemos escapar. Seria raro que de diferente”.

Cuccioli remarcó que desde Afip la apuesta es mejorar la efectividad en la recaudación y que para eso es fundamental que incremente la inversión. “Este año vamos a tomar a 1.100 personas nuevas y para eso aplicaron 180.000, por lo cual creemos que vamos a poder a tomar gente buena. Detectamos $8.019 millones de promedio mensual de facturación apócrifa. En cinco años queremos bajar 10 puntos la brecha de la evasión, desde 33,5% a 23,5%”.

La intensidad continuó con el primer panel de la mañana que, en la misma sintonía de lo ocurrido en la primera jornada, contó con importantes analistas que se dedicaron a evaluar la crítica situación que enfrenta la coyuntura económica. Con la moderación del periodista José Del Río, contó con la participación del director de Econviews, Miguel Kiguel; la docente de UCEMA, Diana Mondino y el CEO de Carta Financiera, Miguel Boggiano.

La participación de Boggiano tuvo similitudes con la que realizó durante la edición del CEA del 2018: “El año pasado decia que el inversor debía vender sus bonos de Argentina. Aun cuando alguien está perdiendo, tiene que entender que lo mejor es cortar la pérdida. Los activos financieros muestran términos probabilísticos. La probabilidad va aumentando. Y va a seguir aumentando en los próximos meses incluso cuando no terminemos en default. Sigue siendo conveniente vender”.

Para Boggiano las empresas y países emergentes reaccionaron a la baja de tasas de años anteriores con niveles de endeudamiento alto y eso redunda en que hoy haya “chances de ir a una crisis crediticia mundial y cuando pase nuestros números de los déficits externo y fiscal no van a importar, más allá de que también afectan”. Destacó que los países emergentes se sobreendeudaron y que cualquier shock externo no diferencia entre un país y otro a la hora de vender. Además afirmó que “el nivel de deuda en Argentina, si el dólar termina a $50, va a estar arriba del 100% del PBI, lo que complica la capacidad de repago”.

Kiguel no coincidió en esa lectura, lo que generó un contrapunto entre ambos analistas: “Sin dudas hay un problema, estamos 400 puntos de riesgo país arriba de Turquía. El mercado no nos cree. Pero hay pocos vencimientos de bonos en los próximos años, el grueso está en los que tenemos con el FMI en 2022 y 2023, que son impagables y se van a renegociar. Y el Fondo va a tener que sentarse y acordar porque somos el 65% de la deuda total que otorgó; si tenemos un problema, ellos tienen un problema. Por ende es irresponsable hablar de default”.

Tanto Kiguel como Mondino, además, se refirieron a la coyuntura macro en forma muy crítica. Para Kiguel los problemas clave son la inflación y la imposibilidad de controlar el precio del dólar con el régimen de venta diaria de u$s60 millones. Para Mondino el problema es que “permanentemente se destruye capital físico en Argentina y sin capital no se puede crecer, con una pala tardás mucho más en hacer un pozo que con una retroexcavadora y si la tasa de interés bajara se podría tener más capital y más productividad”.

El último panel de la mañana, en la segunda jornada del CEA, tuvo a los analistas financieron como protagonistas. Participaron Diego Martínez Burzaco, de MB Inversiones; Santiago Llull, de Futuro bursatil; Alejandro Bianchi, de Invertir Online; Paula Bujía, de Allaria; y Diego Falcone, de Fondos Cohen. La pregunta central fue “¿comprar o vender?”

Martínez Burzaco destacó: “Si alguien tenía $10.000 en febrero del 2002 y lo colocaba en un plazo fijo, tentado por la tasa, y lo renovaba siempre, hoy tiene 54% menos de poder de compra. El que compró dólares, perdió 24%. En cambio el que invirtió en el Merval hoy tiene 258% más de poder de compra. Invertir en acciones siempre es el mejor refugio”. Llull remarcó la incertidumbre politico-economica y recomendó un futuro de corto plazo sin dólares en el colchón, “porque es jugarle en contra al país, y comprando bonos o Letes en dólares, que sirven para cobrar un cupón interesante”. Dijo: “El consenso es dolarizar. Pero dolarizar en bonos”.

Bianchi hizo su diagnóstico: “No esperaba nadie que la caida del Merval sea tan fuerte. Los cuadernos complicaron todo un poco más. Estamos en planta baja. No es un mal momento para comprar. Si sigue bajando me tiro de cabeza. Pero hay que ver si todavía hay un subsuelo”.

Deja una respuesta