Telemedicina, buscando el equilibrio entre ciberfobia y la telecracia

Telemedicina, buscando el equilibrio entre ciberfobia y la telecracia

Videoconsulta: ¿Si o no?

Por el Prof. Dr. Miguel Galmés

El desarrollo de las comunicaciones desde el telégrafo hasta el uso masivo de las redes interconectadas fue de suma utilidad para la medicina en general. Todos de alguna manera las usamos para comunicarnos con colegas, pacientes y para la formación continua de los profesionales de la salud. No es sorpresa que el mundo haya adoptado la tecnología y más recientemente la Inteligencia Artificial (IA) para facilitar una salud de calidad y con mayor equidad.

La OMS en 2005 emitió un comunicado definiendo los alcances de lo que denominó e-Salud y definió los conceptos de Telesalud, Telemedicina y e-learning. Dejando en claro que es “la informática al servicio de la Salud y no la Salud como una aplicación de la informática”.

En nuestro país se aprobaron la leyes: 25.326 (octubre 2000) de Protección de datos personales; 25.506 (noviembre 2001) de Firma Digital y 26.529 (octubre 2009) que son el pilar para el desarrollo de la informatización del sistema de salud argentino. Se implementó la Cobertura Universal de Salud (CUS) en 2016, en 2018 el plan de Estrategia Nacional de Salud Digital y en el 2019 el Plan Nacional de Telesalud, siempre como episodios importantes pero sin formar parte de una verdadera política de estado consensuada que supere los períodos de los gobiernos.

La pandemia actual puso en relevancia la necesidad de contar con herramientas informáticas, que ya en forma anárquica algunos sistemas de medicina privada y de obras sociales habían comenzado a utilizar desde 2018 sin conocer los alcances de las leyes enumeradas y sin control del estado u organismo alguno. Los decretos del Poder Ejecutivo y las resoluciones del Ministerio de Salud habilitaron el uso masivo de sistemas informáticos aplicados a Telemedicina y a la emisión de recetas mediante redes sociales permitiendo el expendio de las mismas a través de mail o fotos como excepción ante la pandemia.

En este año se aprobó la ley 27.553 que autoriza recetas electrónicas o digitales modificando la ley 17.132 y además insinúa la autorización para el uso de la Telemedicina. Recientemente se aprobó en Senadores (media sanción) un proyecto de la Comisión de Salud con las definiciones de la Telemedicina. Queda pendiente por el ejecutivo definir la autoridad de aplicación para la regulación de la ley y del proyecto si se aprueba en Diputados.

La comunidad médica reunida en Sociedades Científicas, entidades Gremiales y colegios de Ley esperan ser convocados para ese trabajo. No podemos perder la oportunidad de tener una política de estado que permita en un futuro cercano el pleno desarrollo de el CUS a través de la informatización de la salud. La AMA como Autoridad de Registro de Firma Digital ya comenzó con el desarrollo necesario para que el profesional de salud tenga FD de ley, primer escalón del sistema.

Prof. Dr. Miguel Galmés
Presidente de AMA

Video completo de la Jornada de Telemedicina ACTRA 2020

Deja una respuesta