En este momento estás viendo Contexto 2022 para las Pymes

Contexto 2022 para las Pymes

Por Mauricio Rampone

Como todo empresario Pyme argentino, tenemos que hacernos el tiempo para repensar nuestro negocio, según como vemos la evolución de ciertas variables para los próximos meses. 
No cabe duda que el contexto macro político y económico seguirá inestable , por lo que nos parece oportuno compartir algunas opiniones sobre qué puede pasar con ciertas cuestiones relevantes para cualquier negocio.

Concretamente vamos a acercar nuestra opinión sobre: 

  1. Costo financiero y acceso al crédito
  2. Carga impositiva
  3. Cuestiones laborales

Costo financiero y acceso al crédito

Estimamos para el 2022 un endurecimiento en el frente monetario como intento de reducción de la inflación. Probablemente con suba de tasas de interés. Habrá que estar muy atento a nuestros plazos de cobro y a la morosidad de nuestra cartera para evitar descalces del capital de trabajo. Fundamental una buena planificación financiera de corto y mediano plazo, en un contexto de suba de tasas, cada día de “numerales” cuenta.

De todas maneras, las líneas de crédito con tasas subsidiadas para Pymes van a continuar, tal vez  con volúmenes acotados. Por lo tanto, será fundamental tener calificación y límites aprobados con algunos bancos públicos y privados. Recordemos que para acceder a líneas subsidiadas son necesarias, en casi todos los casos,  garantías o avales, por lo tanto hay que averiguar cómo mejorar nuestro perfil crediticio. Explorar opciones de financiamiento en el mercado de capitales. Asociaciones y Cámaras empresarias de Pymes son una buena opción para asesoramiento en estos temas, porque además pueden orientarnos respecto a los programas oficiales disponibles. 

Recomendamos evaluar líneas en pesos con tasas por debajo de la inflación y la devaluación esperada para los próximos 12 meses, que hoy siguen disponibles.

Respecto de la devaluación del peso (tipo de cambio oficial), no creemos se produzca un ajuste brusco, sino ajustes graduales mes a mes.  Los tipos de cambio alternativos seguirán volátiles, debido a que tienen una relación directa con el clima de confianza general.

Carga Impositiva

No vamos a insistir sobre la enorme carga fiscal que recae sobre los contribuyentes; y sobre la carga administrativa, que se manifiesta en presentaciones, declaraciones juradas, actuación por cuenta y orden del fisco como agente de retención o percepción, etc, etc.  Es un tema sabido. En nuestra opinión, no hay posibilidad de reducción de tales cargas en el corto plazo.  Habiendo dicho esto, creemos que el empresario Pyme debería estar atento a:

  • Evitar créditos fiscales expuestos a la inflación, mediante la proyección de las posiciones de caja que mencionamos antes y mediante la tramitación de certificados de no retención, de no percepción, de adhesión a regímenes simplificados y de reducción de anticipos.
  • Problema de la generalización del Impuesto a los Ingresos Brutos por las ventas digitales.
  •  Optimizar la carga del Impuesto a las Ganancias entre la Sociedad y sus Socios/Directores: recordar que desde abril rige un cambio en las alícuotas aplicables a las Personas Jurídicas y a las Personas Humanas empleados en relación de dependencia.
  • Aprovechar las opciones que la ley permite para incrementar las deducciones en el impuesto a las Ganancias.
  • Creemos probable que se produzca una nueva Moratoria general en los próximos doce meses.

Como se puede observar hay varias alternativas para reducir la carga impositiva. Pero seguramente requieran de un asesoramiento tal vez fuera del alcance del empresario Pyme. Acá nuevamente creemos que hay un rol para asistir a las Pymes por parte de las Asociaciones, Cámaras, Grandes Empresas para su cadena de valor, Bancos para sus clientes, etc.

Cuestiones laborales 

Un aspecto donde no vislumbramos flexibilización de la normativa es en las relaciones laborales. Obviamente siempre hablando del empleo formal.  

Nuestra estimación es que la restricción que prohíbe los despidos hasta el 31/12/21 será nuevamente prorrogada (por 7° vez). Aún cuando no fuera así, seguramente seguirá vigente la doble indemnización para despidos sin causa. Además, en la medida que continúe la pandemia, se mantendrán los sobrecostos derivados de protocolos sanitarios, trabajo remoto para personal de riesgo, absentismo laboral, etc. 

Respecto de la evolución de los salarios, en lo que queda del año y el 1er trimestre del 2022 continuarán los ajustes a Convenios Colectivos de Trabajo de tal manera que terminará el año con ajustes reales (sobre la inflación) en el orden del 5% según sectores. De igual manera ocurrirá con el salario mínimo.  

Por todo esto el empresario Pyme será muy cauto a la hora de incorporar nuevo personal. 

Hay disponibles programas con reducción de aportes patronales para empleos a jóvenes de 18 a 24 años y para contratos de trabajo a tiempo indeterminado o a plazo. 

Como novedad, cobran fuerza ciertos proyectos para modificar el actual régimen indemnizatorio para Pymes. Somos optimistas respecto a que puedan transformarse en leyes.

Mauricio Rampone
www.ucema.edu.ar/cdpymes

Deja una respuesta